Melocotones caramelizados con un helado

¡El verano se acaba, pero no renunciamos a la bondad del helado!

Pero, ¿cómo podemos hacer un bocadillo o postre al final de una comida saludable pero a la vez sabroso?

¡Simplemente combinando deliciosos melocotones caramelizados con un helado casero saludable sin máquina de hacer helados!

INGREDIENTES: (x 4 personas)

PARA EL GELATO:

  • 400g de leche de coco enlatada (porque tiene una consistencia más espesa)
  • 25g de azúcar de caña
  • 500g de crema vegetal ya endulzada

PARA MELOCOTONES:

  • 2/3 melocotones
  • 4 ramitas de tomillo
  • 1 vaso pequeño de agua
  • 3 cucharadas de azúcar

 

MÉTODO:

Comencemos con el proceso más largo, el helado.

Primero necesitamos crear nuestra leche vegetal condensada, poniendo la leche de coco con la azúcar morena en una sartén y cocinando a fuego lento durante 10/15 min.

Una vez lista, mete la mezcla en la nevera durante al menos 6 horas, verás que a medida que se enfría se espesa, convirtiéndose en una auténtica leche condensada, que posteriormente batiremos con 500g de nata vegetal.

Una vez montado todo, colocamos nuestro helado en el frigorífico durante al menos 3 horas, volteando la mezcla de vez en cuando.

Ahora pasemos a los melocotones.

Tomamos 2/3 de ellos, los lavamos y cortamos por la mitad, quitando el corazón y los colocamos boca abajo en la sartén con tomillo, agua y azúcar.

Ponemos todo al fuego, hasta que el agua se evapore y se empiece a formar un caramelo ligero, claro y líquido.

En este punto servimos los melocotones y ponemos el líquido formado encima y dejamos enfriar.

¡Finalmente ponemos tantas bolas de helado como queramos!

Y aquí tienes un plato saludable, fácil, vegano, sin lactosa y sin gluten, en definitiva, ¡perfecto para todos, para cenas de finales de verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *