Estoy por comer una jugosa naranja. Cierro mis ojos e imagino todo el proceso para que llegara a mi mesa.

La semilla, la tierra, el agua, el sol. Se crea una planta, un árbol. Un campesino que cuida de ella, con amor y paciencia, ve el fruto crecer, día a día; lo vende, lo transportan, llega al mercado y tú seleccionas esa fruta. Ahora viene todo el beneficio que tendrás de su fruto, frescura, alimentará tus células, será parte de ti, será tu fibra, tu medicina, tu salud.

Todo lo que podemos pensar e imaginar de una fruta. Un fruto de amor que se convertirá en tu alimento.

La relación que tenemos con la comida a veces es un simple acto automático el cual no agradecemos. A veces hasta nos apresuramos en comerlo sin conciencia, sin saber lo que nos aporta.  

Comer conscientemente es conectar y relacionarte con la comida de una manera que conectas contigo mismo.

Alimentación consciente significa retroceder en el tiempo y volver a esa época donde comer era casi como un ritual. Comer más despacio, saborear nuestros alimentos, masticar. Esto no sólo nos ayuda a no llenarnos de más con la comida, también mejora nuestra digestión.

– Convierte el momento de comer en un ritual en donde no está invitado el celular, la computadora, los mails de tu jefe ni tu serie favorita. Que el momento de comer sólo sea para eso, siéntete presente en lo que comes, cada sabor y sensación que los alimentos producen en tu cuerpo.

-Saborea, mastica y Respira cuando tengas el plato al frente y entre cada alimento. Esto hace que tu digestión sea mejor y que comas sólo lo que tu cuerpo necesita. Cuando te alimentas muy rápido no te das cuenta en qué momento estás satisfecho y como resultado comes de más. -Imagina de dónde vienen los alimentos. El comer consciente, propone que cuando tengas tus alimentos al frente imagines de dónde vienen y todas las personas que estuvieron involucradas para que ese alimento esté en tu plato. Por ejemplo, si tienes una zanahoria puedes imaginar desde quién la sembró y cosechó, cómo fue creciendo, quiénes la transportaron al súper mercado y quién la preparó.

1 comentario en “Nutrición de amor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *