El Rol Del Maestro

El estudiante con autismo tiene fortalezas y necesidades al igual que otro estudiante con y sin impedimentos. Sin embargo, el estudiante con autismo necesita ayuda para comprender las situaciones sociales, aprender a reaccionar apropiadamente a dichas situaciones y manejar su comportamiento. Cada niño con autismo es diferente y presenta impedimentos de mayor a menor grado dependiendo del nivel funcional, edad y el tratamiento recibido.

 

La integración de un estudiante con TEA en un aula ordinaria representa un verdadero reto para los educadores y la escuela. Es una tarea que requiere el aporte de creatividad por parte de las personas involucradas, sean flexibles en su atención, actuación  y que puedan enriquecer  su labor con una actitud positiva.

La enseñanza del estudiante con autismo debe ser enfocada  y dirigida  a las necesidades  e intereses particulares. Las demás académicas son seleccionadas según el desarrollo intelectual y  habilidades del estudiante con autismo.

La atención educativa a las necesidades específicas  de los escolares  con TEA requiere  una individualización  de los proceso de enseñanza –aprendizaje, teniendo  en cuenta no solo la adaptación, sino  también l valoración y educación del contexto, procurando un proceso flexible y eficiente que facilite la adaptación del alumno.

El conocimiento por parte del maestro(a) acerca de las características sus alumnos sujetas al momento evolutivo en el que se encuentran facilita el entendimiento  y la aceptación de determinados comportamientos, del mismo modo, el profesorado  deberá adquirir una buena comprensión del Trastorno del Espectro Autista ya que esto le ayudara a interpretar algunas manifestaciones inadecuadas dentro del aula y a moderar su frecuencia e intensidad. Conocer  a nuestro alumno permitirá reconocer  los momentos de ansiedad y reducir la presión en esas situaciones. Es necesario que el profesor reconozca que a  veces las dificultades de comunicación del alumno provocaran que se comporte mal cuando está confundido o siente miedo por algo.

Las conductas problemáticas pueden incluir. Rabietas,  correr por el aula, vocalizaciones fuertes, actividades auto lesivo y otros comportamientos disruptivos.

Si  se logra reforzar las conductas positivas y pro sociales de forma consistente  conseguiremos promover la ocurrencia de las mismas.

Es importante atender las necesidades del alumno (a) con TEA.  Habrá momentos en que el alumno(a) necesitará salir de clase porque ha acumulado ansiedad o estrés.

Permitir este recurso evitará  conductas inadecuadas, un paseo puede resultar suficiente para que se relaje y pueda retornar  nuevamente a clase.

  • El maestro del estudiante con  autismo debe ser paciente, sensible y tener interés para enseñarle.
  • Conocer estrategias en intervenciones relacionadas con la conducta, modificaciones y apoyos necesarios para el estudiante
  • El estudiante es la razón de ser del sistema educativo.
  • Propiciar la participación activa del estudiante  con TEA en las actividades de enseñanza –aprendizaje planificadas.
  • Promover en los demás estudiantes el trato respetuoso y considerado hacia los estudiantes con TEA.
  • Adaptar y variar estrategias de instrucciones, así como como los medios de evolución para que el estudiante  con TEA pueda beneficiarse de lo que se enseña  y demostrar lo aprendido.
  • Explorar los mecanismos de apoyo que pueden estar disponibles a través de los estudiantes del salón de clases para facilitar la participación y progreso del estudiante con TEA (lector, anotador, amigo especial)
  • Conceder tiempo adicional para completar las tareas asignadas, así como para completar exámenes  y proyectos, cuando sea necesario.
  • Anunciar con anticipación las fechas de los exámenes y proyectos para facilitar  las oportunidades de estudio y preparación.
  • Situar en el salón de clase al estudiante de manera  que promueva  la atención del maestro(a)  y reduzca la distracción.
  • Colaborar con el estudiante con TEA, siempre en las recomendaciones dadas por los profesionales que siguen su nivel de aprendizaje.
  • Compartir información y desarrollar procesos de evolución  colaborativa que tomen e consideración la información que tienen disponible sobre los logros del estudiante
  • Reconocerle al estudiante sus logros, felicitarlo en clase.
  • El  Maestro (a) de  Salón Regular  No debe:
  • Rehusarse a dar clases a un niño(a)  o joven con TEA.
  • Rehusarse a promover los cambios  y modificaciones que el estudiante con TEA necesita en el salón regular de clase.
  • Suspender o limitar la oportunidad del estudiante con TEA  de asistir al salón regular, salón de educación especial o algún otro tipo  de servicio de manera unilateral.
  • Divulgar información personal identificable sobre los estudiantes con TEA que están  o han estado a su cargo sobre los cuales ha recibido información como parte de los procesos de trabajo  en el sistema escolar.

 

  • Jamás el maestro (a)  debe llamar a un alumno(a) con TEA, con algún apodo para causar la  burla ante sus pares.
  • ESPERO ESTAS PILDORITAS  SIRVAN  UN  POCO DE AYUDA  A DOCENTES,  PADRES  DE  FAMILIA  PARA  NO LIMITAR  LA EDUCACION  EN  NUESTROS  PEQUEÑOS  SERES DE LUZ.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *