El Componente Sexual que alivia el stress

Desde la antigüedad se dice que hacer el amor o tener relaciones sexuales con su amado o amada ayude a eliminar el exceso de stress y por ende done salud y bienestar al cuerpo, mente.

Según mi opinión la sexualidad viene vista singularmente, es decir. Yo me amo, yo me cuido, atiendo y satisfago mis gustos. Si bien es cierto la realidad de esto es muy incierta, ya que tendemos a pensar y hacer por los demás en espera de recibir. Ponemos en segundo o en ningún lugar nuestra persona, descuidándonos por completo. Mi pregunta es:

¿Cómo queremos recibir de otro si a nosotros mismos no nos damos?  

¡Y he aquí la reflexión!  

  1. Concédete un espacio de tiempo para ti, con tu soledad.  
  2. Dedícate en algún momento del día a no hacer nada.  
  3. Si eres de esas o esos que se ocupan o preocupan por los demás, es hora de que te ocupes de ti mismo.  
  4. Sacrificas mucho tiempo en el trabajo y no tienes tiempo para ti, déjame decirte que no es culpa de tu jefe o jefa, sencillamente eres tú que no te amas suficiente porque no te consideras lo mucho que vales. Todo tiene un horario sobre todo el laboral, depende de ti y de cómo te organices.  
  5. ¿Eres propietario de una empresa, negocio o tienda? Y te lamentas de que sin ti nada marcha bien, crees que eres el único indispensable y al terminar el día estas agobiado, cansado… te diré que lo que haces, es porque te gusta sentirte así.  Te sientes tan importante que lamentarte satisface a tu ego. Pero con esto no activas energías de bienestar, al contrario, te desgastas, cansas y extremas tu cuerpo. De qué vale ser millonario si podrías terminar gastando tu dinero en hospitales y medicinas?
  6. ¿Te ocupas de la casa, los hijos, marido y te sientes menos importante?  ¿Te has alguna vez preguntado, por qué? Quizás no disfrutas de ese muy hermoso rol que tienes o no era lo que en realidad querías… que esperas en hacer lo que te hace feliz.  
  7. Te aburres porque no tienes nada que hacer, te despidieron del trabajo, estas sin ganas de buscar empleo, estas desmotivado.  
  8. Estas viviendo un momento emocionalmente impactante tales como pánico, ansias, nostalgias, entre altos y bajos, esto te provoca ausencia, estas pero es como si no estuvieras, te sientes en culpa, enojado o enojada contigo mismo.  
  9. Eres soltera y ves tus amistades o familiares casados con hijos y tu aun no realizada, insatisfecha, amargada o talvez resignada a que el matrimonio no es para ti.  Tienes la sensación de saber perfectamente que es el ego que te hace sentir victimismo, drama existencial.  
  10. Padeces de alguna enfermedad. Hasta la palabra padecer resuena en mi como algo que permanece, no oso imaginar lo que en realidad estás experimentando y como lo estás viviendo. Sin embargo,  en ti está la cura, sanación.   
     

    Es por eso que me atrevo a escribir con tanta fluidez, como diría la pluma de tinta, con tanto amor y conciencia para llegar a vuestras médulas.  

    Todo está en nuestras manos, en el tiempo de amor que nos concedamos y demos ese primer, segundo y tercer lugar que merecemos.  

    Dedicarnos a nuestra belleza y salud física cuanto la armónica y equilibrada vida emocional, mental sentimental.  

    Reposo, caricias, baños de relajación con olores, de esencias, inciensos o perfumes. Candelas, luces tenues, ambiente soft.  

    Alimentación sana, lectura agradable placentera.  

    Masajes, viajes, descanso.  

    Explorarnos, conocernos, dormir desnudos, tocar nuestro cuerpo, acariciarlo, abrazarlo. La sexualidad que alivia el stress eres tu contigo mismo, ¡lo más puro, sano y verdadero que eres y tienes, verás! Serás feliz de compartirlo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *