La reconexiòn

Desde el instante en que somos concebidos, una parte Femenina y Masculina se funden para formar nuestro cuerpo. El conocimiento profundo de esto, nos lleva al reconocimiento de que todos somos Uno.