Sexualidad Tántrica Taoísta

Para los taoístas, cada cosa está animada por dos fuerzas: el ying y el yang. El primero pasivo y fértil está asociado a la naturaleza femenina mientras que el segundo: positivo, activo y guerrero tiene un predominio masculino. La mente humana trata de inmediato clasificar bueno o malo. En el Tao simplemente son los opuestos.

Según el tao, el acoplamiento sexual sólo puede tener lugar cuando existe un verdadero entendimiento entre los dos amantes. Esta filosofía amorosa utiliza el acto carnal desde una perspectiva de apertura casi espiritual y se centra en la unión de los dos principios. El amor como base fundamental de las ALMAS GEMELAS. Que significa ese dar y aceptarse.

Las técnicas del Tao sexo muestran un conocimiento profundo del funcionamiento del cuerpo y de las emociones humanas de cada sexo. Su objetivo es cultivar el placer y lograr aumentarlo cualitativa y cuantitativamente mediante el erotismo. Con el respeto de la intimidad de los seres.

Sin embargo, no se basa sólo en caricias mutuas, sino en la manifestación de sentidos: tocar, oír, oler y saborear a la pareja. Para lo cual, se debe propiciar un ambiente adecuado. Inciensos, velas, pétalos de rosas luces so fusas. Es necesario estar limpios perfumados con aceites esenciales, también la música mantras del amor tiene su efecto de bienestar.

Poniendo en práctica las técnicas y posiciones de esta filosofía oriental, tu pareja y tú disfrutarán de niveles de sensualidad, afecto y erotismo, antes no alcanzados:

El Dragón

La mujer se acuesta de espaldas y el hombre se coloca encima suyo. Entonces, ella levanta su pelvis para ofrecerse mejor al sexo masculino, el cual, según la ley de tao, penetra ocho veces con poca profundidad (siempre para estimular el punto G), y dos veces más profundamente. Se adopta este ritmo hasta el orgasmo de la mujer.

Los Peces

El hombre se recuesta de espaldas con las piernas extendidas, mientras que la mujer se «monta» encima, de frente a él. El sexo masculino penetra suavemente y siempre con poca profundidad. Sólo la mujer se activa y marca el movimiento.

La cigarra La mujer se acuesta sobre el vientre, y el hombre encima sobre su espalda. El sexo masculino penetra nueve veces por detrás; a continuación, la mujer levanta un poco las nalgas. El tao sexual recomienda repetir estos movimientos 6 veces, aunque el orgasmo suele llegar antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *