Las Almas Gemelas se buscan.

Este año 2020 nos presenta la vida en desatar uniones que no corresponden. El despertar nos lleva a amarnos, a darnos cuenta que la vida es un soplo y que merecemos vivir sanos. Sanos de mente, de pensamientos, de acciones amorosas, con dulzura. Nada es sacrificio ni obligación.

El matrimonio no es un compromiso de fidelidad, ni de esperar actuar en base a las actuaciones del otro, no es mantenerse juntos porque así lo dicen, o por los hijos o motivos superfluos que no tienen nada que ver con el amor, dar y aceptar, disfrutar. En el aceptar esta el respeto de la intimidad de sí mismo y de quien amas.

Si vives de malhumor, lamentos, no disfrutas, te sientes frustrado, sin satisfacción sexual. ¡Duda! Duda de ti y de lo que estás dando, que es la consecuencia de lo que estás recibiendo. Reflexiona, medita, observa, a través de los demás podemos darnos cuenta con ojos sin juicios que estamos atrayendo y en que podemos mejorar.
Pasamos por etapas de nuestras vidas, privas y sin sentido, retenemos emociones, pensamientos que obstaculizan nuestra energía. Tenemos miedo de soltar o dejar ir. Nos resulta más contradictorio e inhumano controlar nuestro sentir sentimental, a grapándonos a un papel firmado o a una lealtad que sangra como la corona de espinas de Jesús en Su hermosa cabeza.

El matrimonio o unión de dos seres, a mi parecer es AMOR en el dar, donar, regalar a manos llenas sin pruebas ni victimismo, sin interés o conveniencia, sin celos ni apegos, sin mentiras ni prohibiciones, sin pretender ni reclamar, sin juzgar ni criticar. El amor no es machista ni feminista. El Amor está hecho para donarse en las mejores, buenas y perfectas maneras de manifestaciones de virtudes. El amor está en los sentimientos, jamás en las emociones. También el amor es aceptar, sino aceptas a tu pareja tal y cual es, pues recuerda no estas amando, tanto vale que lo reconozcas y no continúes a victimizarte en la tragedia de tu soledad y dramas. A menos que eso te guste y divierta…

Es tan fácil reconocer a donde y en qué momento estamos llenos de amor, pero a los egos las cosas simples, no les gusta y te llevan información mental para apartarte del amor, haciéndote sentir en estados de malestar que a la larga cansan y perjudican tu salud.
El despertar de la conciencia nos lleva a vivir la vida en la aceptación de nosotros mismos, donándonos amor de bienestar, donde elegimos paz, armonía, nos amamos tanto que no permitimos el maltrato, evitamos de discutir, ofender, criticar. La visión es diferente y somos conscientes de que no vamos a cambiar a nadie ni nada, que simplemente, no tenemos nada que dar de cerca y que la mejor intención para el bienestar de todos es amarnos de verdad aun de lejos.

La disolución viene cuando despiertas, textualmente y legalmente liberas esos sentimientos y emociones reprimidos basados en la obsesión y miedos de sentirte perdido o perdida, sin estimulo personal, libertad financiera, sin propósitos, con una carga familiar. Liberarte es desprenderte, soltar ciertas comodidades que son las que dificultan la travesía. ¿Vale realmente dejar todo esto para tener en mano ese soplo de vida en paz?
Con amor infinito Enma Lucas
Feliz día del Amor

4 comentarios en “Las Almas Gemelas se buscan.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *