El yoga y los beneficios en la sexualidad

El yoga aumenta la actividad de las glándulas sexuales, el deseo, el rendimiento y la intensidad de los orgasmos. La liberación de prejuicios y juicios que atan los antaños del tabú sobre la sexualidad.

Pará esto se requiere: meditación buena respiración, sana alimentación, ejercicio físico y una buena mente saludable. Conocer nuestro cuerpo es fundamental para poder disfrutarlo y el yoga es una disciplina milenaria que no solo involucra a nuestro cuerpo físico, sino que entiende al ser humano como una unidad entre mente, cuerpo, emociones, sentimientos, energía y Espíritu. El sexo es uno de los caminos a través de los cuales los occidentales se acercan a la sanación de unidad. El buen sexo une. No sólo nos funde con el otro haciéndonos sentir uno solo, sino que, también con cada aspecto de nosotros mismos. La preparación del ambiente cálido, con olores, colores enriquecen el momento. Ya que el cuerpo científicamente persive bienestares de armonía y sensaciones a través de sus órganos sensoriales en las cuáles van juntas con el gusto y agrado y agrado visual. Los juegos, las miradas, los toques, sabores son los preliminares que hacen parte de un buen momento de amor en la sexualidad. También es importante conocer donde te gustaria ser tocado, como y practicarlo. La comunicación verbal con tono suave de indicar es un modo de expresar con sinceridad. En los estudios que se han realizado mediante los resultados de quienes empezaron a prácticar Yoga se llego a la conclusión  de que estos 65 hombres incrementaron su deseo sexual, mejorando la erección, el contar eyaculatoria, post coito. El otro estudio se realizó con 40 mujeres que también comenzaban a practicar yoga y la conclusión fue que, a través de la práctica, mejoraron su sexualidad en sentido amplio, aumentando el deseo, la lubricación, disminuyendo los dolores, alcanzando orgasmos más intensos y mayor satisfacción. Recomiendo sanamente la práctica yoga en Fusión con los masajes terapeuticos tantricos que realizo. Para llevar equilibradamente una vida plena en la totalidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *