Efectos de la suspensión de clases y sus implicaciones

Los ecuatorianos vivimos momentos muy difíciles con un sin número de: huelgas, paros, peligro en las calles, inasistencias a clases que provocaron que nuestros niños se ausenten a clases durante dos semanas, en donde se trastocó, su rutina, asistencia periódica, actividades extracurriculares.

¿Qué información deben tener los niños? Se les debe decir la verdad, no inventar historias, ni decir que están de vacaciones, usar un lenguaje: claro, sencillo y acorde a la edad sin ahondar en detalles es lo mejor, por qué el niño sabrá que algo está sucediendo, pues nota la preocupación de la familia, que la jornada de sus cuidadores varía “Nuestro país está pasando por momentos difíciles y es peligroso salir a la calle porque hay gente reclamando y cuando algunos adultos no están de acuerdo, discuten de una forma poco amigable, sin embargo quiero decirte que esa no es la forma correcta: ni lanzar piedras, insultos, menos usar armas, pues nosotros te estamos formando para que puedas defenderte, con propuestas que aporten al país, orando por la nación, que te defiendas sin ser parte del problema sino la solución hijo mío”

¿Se debe cuidar lo que los niños ven en la televisión o redes sociales? Por supuesto que se debe cuidar lo que los niños ven, no exponerlos a imágenes sensacionalistas, que afecten su etapa, pues no es adecuado forzarlos a crecer viendo una realidad instintiva y poco pensante, si usted decide que su hijo, sea : infante, púber o adolescente observe alguna escena, véala usted primero y oriéntelo a lo que usted espera y que sea el momento de formar, sin insultos y agravios y lo que no está de acuerdo, no use expresiones peyorativas como: “El indio ese” “Ese paralítico no sabe”, “Ese pelucón que se cree”, no envenene a su hijo creando pugna de: clases, poderes, irrespetos a nuestros orígenes o que alguna minusvalía sea usada para atacar, los padres debemos educar en la crisis.

¿Las Instituciones educativas estuvieron preparadas? Por acuerdo ministerial debían enviar tareas todas las Instituciones educativas y éstas se enviaban por: plataforma. Página web, chat de Messenger; sin embargo no pude apreciar, que en pleno siglo XXI en donde los avances tecnológicos son altos, no se hayan implementado aulas virtuales, en donde el niño pudiera recibir su clase, cada 40 minutos y el profesor poderla transmitir desde la tranquilidad de su casa. Nos llenamos de textos, clases de robótica, Tecnology, computación y no lo pudimos implementar para un momento como éste. Invito a la Instituciones a estar preparados para la crisis y tener contingentes que nos permitan trabajar sobre la prevención.

Las situaciones de crisis pueden venir; por una catástrofe natural, desavenencias políticas y todos los ciudadanos debemos unirnos y estar preparados para formar en la prevención, un lenguaje real y acorde a su edad, educación tecnológica y sin agraviar a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *