Para los seres humanos que anhelan encontrar el equilibrio entre sus lados: femenino y masculino. La fusión entre el Amor y la Fuerza, para dejar de ser sólo una de ellas y convertirse en Uno. Es decir, en la Fuerza del Amor.

EL RECONOCIMIENTO DE LA INSATISFACCIÓN

La insatisfacción del ser humano ha ido creciendo a lo largo
de los años y pese a los logros y alcances tecnológicos y
científicos que deberían haber simplificado nuestra vida,
nos hemos convertido en personas mucho más complejas y
exigentes.
¿Por qué los seres humanos de ahora viven más insatisfechos
que cuando no existía la lavadora, ni los pañales
desechables, ni las innumerables cosas que han ‘facilitado’
su vida?

¿Por qué la mujer que se hizo cirugía por estética, está pensando en otra cirugía para modificar cualquier otra parte de su cuerpo? Por qué nos decimos a nosotros mismos ‘cuando tal cosa suceda o cuando tal persona cambie, podré ser feliz’? Y, cuando la tal cosa sucede o la tal persona ‘cambia’, la felicidad es tan fugaz cuanto el pensamiento, y así necesitamos convertir a otra persona o situación, en algo que debe cambiar para otra vez evadir la responsabilidad de tener que mirar hacia nosotros mismos. ¿Has notado de que nos pasamos la vida juzgando? No importa qué o quién. Nos enojamos con ‘nosotros mismos’ y con los demás. Sea este Dios, la pareja, el pasado, las situaciones, el tío, los vecinos y un sin número de personas o situacionesmás. Damos constantemente la culpa de nuestra insatisfacción e infelicidad, a todo lo que está fuera de nosotros. Sin reconocer que, la responsabilidad de esa infelicidad, de esa insatisfacción, de ese dolor o sufrimiento, de toda esa carga que llevas dentro y que no te permite SER, no es de tu esposo o esposa, de tu padre, de tu madre, de tu hermana y de quien creas que es, ¡es sólo TUYA! No estoy diciendo que la culpa de lo que te sucede o ha sucedido sea tuya… digo que la carga de ese pasado o de esas experiencias negativas, eres tú quien decide llevarla y no soltarla, a lo largo de tu vida, y la única persona que puede tomar la decisión de soltar todo eso, ¡eres tú! y nadie podrá hacerlo por ti.

Visitantes: 3534

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *