“Carpe Diem” - ¡Aprovecha el día!

Aprovecha el día, no dejes que termine uno solo, sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber alimentado tus sueños.

Un alumno le pregunto a su maestro:

“¿Maestro, debo preocuparme del mañana?,

-Sí- le respondió este, pero nunca a expensas del presente, tu concentración y tus sentidos deben estar aquí y ahora”.

¿Cuantas veces sentimos sobre nosotros el peso del futuro?, ¡tan incierto!, ¡tan cerca y tan lejos a la vez!, nos preocupamos a veces tanto de el, que ponemos en riesgo nuestro presente, no ocupándonos del aquí y el ahora.

No debes confundir esto, con la falta de planificación o tampoco con hacer hermosos planes a futuro y compartirlos con tus seres queridos, pero ciertamente es más importante disfrutar el momento que estamos viviendo ahora, con ellos y con nosotros mismos, saborear nuestros éxitos, aprender de las vivencias es lo que nos prepara para afrontar un nuevo hoy en la promesa del mañana.

Por eso no abandones nunca tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario, cada día es una nueva oportunidad para lograr esa meta, disfrutar ese sentimiento de realización que hace que nuestra vida tenga un sentido y significado especial. Somos seres humanos llenos de pasión. La vida nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos premia y nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.

Valora la belleza de las cosas simples, de los momentos pequeños, y disfruta también tus logros en grande, culminar tu carrera, un ascenso en el trabajo, tu matrimonio, el nacimiento de tus hijos se podría hacer una bella poesía sobre los mejores momentos de tu vida.

Disfruta de la emoción que provoca tener la vida por delante. Vívela intensamente, sin mediocridades, sin temores. Piensa que solo a ti te corresponde diseñar tu futuro y encara esta tarea con emoción.

Carpe diem -‘aprovecha el día’- consiste en una invitación a disfrutar del presente sin preocuparse demasiado del futuro.

“carpe diem, quam minimum credula postero”

Horacio, Odas, I, 11, 7-8

“Mientras hablamos, huye el envidioso tiempo. Aprovecha el día, y no confíes lo más mínimo en el mañana.”

¡Por eso disfruta tu día!… ¡Cada día!

Visitantes: 3590

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *